Innovación en Banca

12-mayo-2009

Fusiones y choque cultural

Filed under: General — Álvaro Martín Enríquez @ 12:04
Tags: , , , , , ,

Una de las consecuencias de la crisis económica es la consolidación de sectores en los que la competencia es más intensa, donde los márgenes son más estrechos y las ineficiencias mayores. Es algo que hemos observado en la industria del automóvil, en el transporte aéreo y, como no, en la banca. Normalmente, la valoración de las operaciones de fusiones y adquisiciones se basa en criterios financieros y operativos (sinergias y demás) pero muchas veces se descuidan aspectos intangibles como los posibles choques en la cultura corporativa.

La RAE dice en su segunda acepción que la cultura es el “conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico”, es decir, la cultura nos marca cómo pensamos que se hacen mejor las cosas, qué es apropiado o no… Cuando dos organizaciones se juntan, los trabajadores corren el riesgo de sentir desmotivación y frustraciones debidas a la imposición de una cultura ajena (incluso se ha constatado en algún trabajo empírico). A menudo se cita el ejemplo de la fusión de Daimler-Chrysler, donde los trabajadores americanos sintieron que se había adoptado un estilo alemán de gestionar la empresa. Por supuesto, esto tiene consecuencias directas sobre la retención del talento en la organización, pero también tiene un impacto indirecto sobre la experiencia del cliente.

Todo esto viene a propósito de un post que leí la semana pasada sobre los cambios drásticos que JP Morgan Chase está haciendo en la recientemente adquirida WaMu. Parece que algunos clientes de WaMu no están muy contentos con el nuevo estilo serio y formal de Chase, algo que podría afectar al éxito de la compra. Desde luego, la diferencia cultural entre ambos bancos es evidente sólo con ver cómo son sus oficinas.

Esto contrasta con otra de las grandes operaciones en la banca retail americana: la compra de Wachovia por parte de Wells Fargo. En este caso, se decidió abrir un blog sobre la integración de las dos entidades, para mantener informados a los clientes del progreso y las ventajas de la fusión. Los mensajes del equipo encargado de la fusión están pensados para tranquilizar a los clientes (traducción libre):

  • Hay decenas de miles de personas en Wachovia y Wells Fargo pensando estrategias para integrar las dos compañías con un impacto mínimo sobre la experiencia de usuario.
  • Trabajamos para combinar la manera en la que las dos organizaciones piensan y trabajan para convertirnos en UN EQUIPO.
  • Nuestro objetivo es anticipar cómo cada uno de nuestros clientes se verá afectado por nuetros planes de integración y comunicarnos simple y frecuentemente con usted para evitar incertidumbre o confusión.
  • Estamos haciendo una planificación muy minuciosa antes de tan siquiera pensar en hacer ningún cambio.
  • Prácticamente cualquier cambio que perciba ocurrirá gradualmente.

Desde luego, parecen dos maneras muy distintas de enfocar el choque cultural y su impacto sobre los clientes. Sin querer decir nombres (que bastante especulación hay ya), ¿cómo sería el impacto cultural en la fusión de dos entidades españolas?

About these ads

1 Comentario

  1. Haste hace poco tiempo, he trabajado en una gran entidad financiera española susceptible, o mejor dicho, incluida en todas las quinielas para comprar, absorver, ser absorvida… Claro que la situación ahora es distinta, y no debemos de pensar en entidades inmunes a estos movimientos que se han producido en el “estranjero” (de hecho, las Cajas, están en ese camino), por mucho TIER 1 Y 2 con niveles aceptables
    Internamente, y seguramente como reflexión defensiva, siempre salia la misma expresión fuese cual fuese en movimiento analizado: Nuestro banco y el banco X, Y o Z, no nos aportamos nada, “tu” a “mi” no me proporcionas valor y yo a “ti” tampoco. Yo soy más fuerte…tu más guapo..
    Dándole una vuelta de tuerca-me encanta analizar movimientos estrategicos-, pense…¿y por que no? Y. ahora, biene lo mejor (para el ejecicio)..¿Cómo?.
    Hipotesis:
    1. A y B piensan, desean o necesitan crear AB, dudan, tienen miedo y desconfianza (uno del otro) y no encuentran el camino.
    2. El más alto es A, el mas guapo B y el que mejor canta… depende del genero
    Propuesta:
    -Intercambiemos personal de A con personal de B. Tanto en unidades de soporte como de negocio, durante seis meses. (de paso el mercado se anima, y las acciones de las dos compañias suben como la espuma).
    – Intercambiemos romanos, no generales.
    – Propongo que el 10% del personal del “más pequeño”, marque el numero total de empleados que se intercambien.

    Y a los seis meses, que los generales de A y B, se lo piensen (con ayuda de consultores que sean capaces de analizar las conclusiones de los romanos/intrusos). Seguro que habría sospresas agradables y conclusiones solidas.
    Si finalmente es “obligada” la creacion de AB, todo será más fácil.
    P.D. Si me encargaran el asesorando de las Cajas de Castilla León, me lanzaría sin miedo.

    Un saludo

    Comentario por Vicente — 28-mayo-2009 @ 23:42


RSS feed para los comentarios de esta entrada.

  • Categorías

  • El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

    Seguir

    Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

    A %d blogueros les gusta esto: